3 MAYO: CINE CLUB


A sus casi 30 años, Hélène tiene todavía aire de adolescente. Ella es autora de textos de gran alcance, de humor corrosivo. Visionaria, de poesía telépata nos habla de su mundo y del nuestro. Acompaña a un director de teatro que adapta su obra, un diálogo con un matemático. Sin embargo, Hélène no puede hablar o sostener un bolígrafo y nunca ha aprendido a leer ni a escribir. Fue a los 20 años cuando su madre descubrió que puede comunicarse mediante la disposición de las letras plastificadas sobre una hoja de papel .

Apuntarse en secretaria y recoger un dossier de información sobre la película.